Club Piedra Viva

GUIAS PIRATAS

Club Piedra Viva

Un Chute de Motivacion

19. julio 2011 comentarios (2) Sin Categoría

Barranco de Izcagua


A propuesta del presidente de este club, tras haber dialogado con el Alcalde del Municipio de Puntagorda y el cabrero que lleva a cabo su actividad ganadera en el Barranco de Izcagua se comunica a todos los socios de este club y lectores de esta página que la nueva escuela de escalada del Barranco de Izcagua en Puntagorda tendrá para sus usuarios un uso libre con acceso permitido por la pista del ayuntamiento con 4×4 durante los siguientes periodos:

  • Del 20 de Septiembre al mes de abril.
  • Desde mediados de junio a mediados de Julio aproximadamente.

Además el ayuntamiento se compromete a limpiar y mantener la pista en buen estado y colocar un vallado en el tramo más peligroso a partir del 20 de septiembre, fecha en la cual cesará la actividad ganadera en la zona hasta abril de 2012.

Los escaladores, senderistas u otros usuarios que quieran acceder al fondo del barranco por la pista fuera de los periodos de tiempo señalados anteriormente, tendrán la posibilidad de hacerlo siempre y cuando el ganadero que faena por el lugar les de el visto bueno a fin de salvaguardar la seguridad de los propios escaladores, ya que las cabras son propensas a tirar piedras en terrenos falsos tales como las laderas que están por encima de las paredes equipadas.

El grupo está abierto a propuestas que puedan surgir con respecto al periodo restrictivo de uso a fin de mediar con el ganadero del lugar tales como:

  • bajar caminando y tener cuidado con las cabras
  • rescatar una vereda de acceso por Buracas
  • etc…

2 respuesta a Barranco de Izcagua

  1. La sombra de las prohibiciones ha sobrevolado el Noroeste de la Isla.

    El caso de Izcagua es equiparable a otras experiencias desagradables, como las prohibiciones-restricciones de Velhoco. Una vez más, “la falta de entendimiento” con el cabrero de turno ha desatado las iras de este último.

    ¿Tiene razón o no la tiene? Desde mi punto de vista no es cuestión de quién pueda tener la razón…, aunque los usos y costumbres de estos colectivos bien merecen ser tenidos en cuenta por su arraigo en el tiempo y porque nos guste o no, forman parte de nuestra cultura rural.

    Para mí, es una mera cuestión de educación, respeto, sentido común, de informarnos… y sobre todo de hacer valer las experiencias pasadas, de las que mucho se ha hablado y poco se han tenido en cuenta. Y también por qué no, de ponernos en el pellejo del otro, que dicho sea de paso, se gana la vida de esa forma desde muchísimo antes de nosotros llegar allí.

    Dicho esto, considero que la polémica generada, pudo haberse evitado. Y lo peor de todo, es que no es la primera ni será la última, y si no, al tiempo.

    Ahora, por lo que se desprende del contenido de este artículo, el acceso por la pista de la discordia tiene restricciones. ¡¡Perfecto!!, ahora ya sabemos a qué atenernos.

    Por mi parte cumpliré con los acuerdos alcanzados por respeto a las partes intervinientes y a la declaración de buenas intenciones. Y dentro de los períodos de pasto, no accederé por la pista, ni si quiera a pié, salvo que tenga la certeza de que el cabrero ha dado el visto bueno para ello.

    ¿Hacer propuestas? Sí, pero de nada valdrían si no remamos todos en la misma dirección. Así que yo respondo por mí, los demás ya sabrán que deben de hacer.

    Y recuerdo, que guste o no nos guste, somos un colectivo frágil y minoritario y que si además nos ponemos muy “cabrones”, siempre tendremos las de perder. A los hechos me remito.

  2. Ricardo dice:

    Yo por mi parte también respetaré lo acordado.

Deja un comentario

Compartir en Facebook Compartir
Loading...
Compartir en Twitter Tweet
Loading...
Compartir en Google Plus Compartir
Loading...
Imprimir Imprimir